Actualidad

Loading...

viernes, 20 de agosto de 2010

EZEQUIEL 37, 1-14

ALGO ESENCIAL
En ciertas estaciones de nuestra vida estamos vacíos, secos... y sin vida plena. Nos solemos refugiar en situaciones de placer, tener y poder. Seguimos como autómatas bajo el ritmo de la sociedad y de lo que nos presenta la vida actual.
Pero mucho más allá de todo ello, existe algo de mayor profundidad: es la gracia del Espíritu Santo que nos mueve a obrar con alegría, creatividad... Que nos invita a darle tejido humano a la vida, movimiento fraterno... Que en últimas es para construir su reino en éste mundo necesitado.
Así pues, tenemos todos una misión soberana: Jamás rendirnos ante la pobredumbre, la resequedad, las adversidades... Nos encontramos en una lucha que va más allá de nuestros caprichos y contradicciones, es una lucha que implica mi vida y la de los demás, en su conjunto.
Adelante, lo podemos lograr con la ayuda del Espíritu Santo. Invoquémoslo y él nos orientará.
Que tenga un esplendoroso día. Un abrazo.